Renovapool - Mantenimiento de Piscinas
  • Inglés
  • Alemán

Las bombas de calor son la solución de calefacción más ecológica y económica para su piscina, el coste de utilización de este sistema lo convierte en uno de los más competitivos. Las bombas de calor se pueden instalar fácilmente en piscinas en construcción o en piscinas ya existentes, con una simple conexión eléctrica e hidráulica. Existen toda una serie de ventajas que convierten a este sistema de calefacción en uno de los favoritos de los propietarios de piscinas que buscan ampliar el uso de su piscina al principio y al final de temporada, para sacar el máximo partido y confort de su piscina.

INDICADORES CLAVE PARA CALCULAR SU CONSUMO

Hay dos indicadores básicos para calcular el rendimiento de su bomba de calor: la potencia y el coeficiente de rendimiento (COP). Estos indicadores nos sirven para comparar diferentes bombas de calor entre sí, debiendo realizar los cálculos a la misma temperatura (aire y agua) y en las mismas condiciones de humedad.

La potencia, expresada en kW, nos indica la cantidad de calor que se transmite al agua de la piscina. El coeficiente de rendimiento (COP) se calcula sobre la misma base, es el ratio entre la potencia calorífica que proporciona la bomba de calor a su piscina y la potencia eléctrica que se consume.

Por lo tanto, cuanto más elevado sea el coeficiente de rendimiento, mayor es la potencia de calefacción del equipo, mejor rendimiento y más económico. Una buena bomba de calor tiene un coeficiente de rendimiento de al menos 3-4, calculado en condiciones estándar (aire a 15°C /agua a 26°C/ humedad del 70%).

Por ejemplo, un coeficiente de rendimiento de 5 significa que por cada 1 kWh de electricidad consumida, la bomba de calor proporciona 5 veces más energía al agua de la piscina, o 5 kWh.